Picadas Perimetrales: la solución para prevenir incendios en campos de la Provincia

El procedimiento para su realización, consiste en presentar una Declaración Jurada en cualquier oficina de la Dirección de Rentas. Cuáles son los requisitos y tamaños por zona.

Comprometida con el cuidado del medio ambiente y las buenas prácticas agropecuarias, la Sociedad Rural de Jesús María recomienda a sus asociados la ejecución y mantenimiento de picadas perimetrales al interior de sus establecimientos productivos. ¿El motivo? Dichas obras son útiles para prevenir potenciales incendios, evitando el paso del fuego y favoreciendo al combate directo.

En términos administrativos, los productores y dueños de campos quedan autorizados para realizar tales tareas de prevención con la sola presentación de una Declaración Jurada en cualquier oficina de Rentas de la Provincia. Es importante recordar que la realización y mantenimiento de infraestructuras de prevención y control de incendios, está contemplado en la actual Ley 9.814, como una actividad para el cuidado de los bosques nativos.

BENEFICIOS DE LAS PICADAS PERIMETRALES

Se define como Picadas Perimetrales (PP), a las franjas de entre 6 a 15 metros de ancho inmediatas al alambrado y desprovistas de cualquier tipo de vegetación, en especial en las épocas de mayor riesgo de incendio.

La función de estas picadas consiste en mantener el alambrado perimetral, prevenir incendios o detenerlos, iniciando contrafuegos, facilitando el movimiento de vehículos, personal y material, principalmente en las operaciones de lucha contra incendios.

En otras palabras, sirven para interrumpir la continuidad de la vegetación o material combustible, lo que permiten detener fuegos superficiales.

REQUISITOS PARA LA REALIZACIÓN DE LAS PICADAS PERIMETRALES

 Es obligación y responsabilidad del propietario del campo, la construcción y el mantenimiento de Picadas Perimetrales (PP). Al realizarlas, se deberán respetar los ejemplares arbóreos, que superen los 10 o 15 cm de DAP (diámetro altura al pecho).

✔  Deberán permanecer libres de materiales vegetales combustibles, especialmente en la época de mayor riesgo de incendios, a excepción de cultivos en estado vegetativo o vegetación espontánea que por sus características no pueda entrar en ignición, como por ejemplo, verdeos, cactáceas, etcétera.

  Deberán estar en ambos lados del alambrado para que cumplan eficientemente su función.

  El ancho de las picadas dependerá, entre otras variables, de: la vegetación (altura, composición, cobertura, manejo del bosque), la pendiente, los vientos (dirección, época de ocurrencia, intensidad), ocurrencia de incendios, condiciones climáticas y proximidad de cursos y cuerpos de agua.

TAMAÑO DE LAS PICADAS POR ZONA

PARA CONSULTAS Y MAYOR INFORMACIÓN: Comunicarse con SRJM (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) o con la Secretaría de Ambiente de la Provincia (351-4343310 // Av.Richieri 2187 - Córdoba Capital)

  • Calle Tucumán 255, Jesús María, CP 5220, (X5220BBE)

  • Cel: (03525) 155 06160
    Fijo: (03525) 421241
    (03525) 420416

ENLACES ÚTILES