Expo Nacional de Caballos Criollos: En qué consisten las Competencias que se disputarán

Con el objeto de conocer las particularidades de cada disciplina, la SRJM entrevistó a Horacio España, presidente de la Comisión de Pruebas Funcionales de la ACCC -Asociación Argentina de Criadores de Caballos Criollos-.

DISCIPLINA Nº1: CAMPEONATO NACIONAL “FELIPE Z. BALLESTER”

- Horacio, ¿de qué se trata esta prueba de riendas?

- Es una prueba de adiestramiento en donde se demuestra la educación del animal y su facilidad o docilidad para hacer lo que el jinete le pida. Si bien se disputa en diferentes categorías -A, B, C, Preliminar y Novicios-, la más completa y la más importante es la categoría A, en donde participan los mejores ejemplares.

- ¿De qué manera el caballo demuestra su ductilidad?

- A partir de ocho pruebas distintas, que tienen que ver con movimientos longitudinales, circulares, de temperamento y de quietud.

- ¿Cómo se califican estos movimientos?

- Todas estas pruebas se hacen una a continuación de la otra y tienen valores de 0 a 10 puntos. Entre un movimiento y otro, el jinete puede tomarse 20, 25 segundos para tranquilizar a su caballo.

- ¿Cuál es el movimiento más complicado de hacer?

- Para mí, el “Volapié”. Es una prueba difícil ya que, por lo general, el caballo suele detenerse cuando el jinete aún no termina de volcarlo. Esa conjunción de timing es lo más complicado de lograr.

- ¿Por qué el campeonato se denomina “Felipe Z. Ballester”?

- Normalmente las competencias llevan el nombre de ex presidentes de la Asociación. Éste es uno de los casos.

Las 8 pruebas de la competencia “Felipe Z. Ballester”

 1° Prueba: “Aires de marcha”

“Es una evaluación de los andares naturales del caballo: paso, trote y galope. Consiste en que el caballo haga movimientos circulares, con el objeto de valorar su docilidad para realizar los cambios de un aire al otro. Se evalúa el avance del caballo en sus distintos aires de marcha (...) El paso o tranco del caballo tiene que ser suelto, acompasado, tranquilo y con una buena posición de sus miembros. Su desplazamiento tiene que tener amplitud de movimiento en cada paso. En cuanto al trote, debe ser largo, elegante, no repiqueteado, con buena posición de su cabeza y su cuello. El galope, en tanto, debe ser suelto, ágil y tendido. Al tratarse de un galope y no de una carrera, el caballo no se agota”.

2° Prueba: “La Rayada” o “Entregada de patas”

“En esta prueba, el caballo tiene que entregar sus patas francamente y parar. Debe reunirse sobre sus posteriores y entregarse al pedido del jinete sin una gran apertura de boca, teniendo en cuenta que el freno es una herramienta que le molesta. El jinete debe pedirle que pare, generalmente después de una disparada importante. El caballo tiene que abrir lo menos posible su boca al pararse, con lo cual demuestra que responde al llamado del jinete sin mostrar un signo de dolor o molestia. Debe parar en una punta, detenerse, dar la vuelta hacia los jurados y volver a hacer lo mismo del lado contrario, que deben ser unos 40 metros”.

3° Prueba: “La Troya”

“Básicamente, consiste en dos movimientos a velocidad. El primero tiene que ser a la mano del lado del lazo hasta pararse enfrente del jurado. Después, debe dar vuelta sobre sus patas y hacer dos vueltas a la mano del lado de montar. Es una prueba que se hace en círculos de aproximadamente 10, 12 metros. Se evalúa la velocidad y la corrección del movimiento. El caballo siempre debe mantener el dibujo de los círculos marcando el rastro y la posición de su cuello, cabeza y posteriores. El jinete, por su parte, debe hacer una buena sujeción y detención en el cambio de mano (...) Lo que buscamos es que el rastro de las manos sea el mismo que el de las patas, es decir, que los miembros anteriores del caballo siempre estén reunidos a sus posteriores. También pedimos una leve inclinación de su cabeza hacia el interior del círculo para lo cual tiene que ser dúctil al momento de hacer la curva”.

4° Prueba: “El Ocho”

“El caballo debe hacer dos veces la figura de un 8 y detenerse frente al jurado. Cuando llega al final del primer círculo, tiene que cambiar mano y pata, y dar vuelta hacia el otro círculo en otra posición. Lo hace dos veces y culmina la prueba”.

5° Prueba: “Volapié”

“Es una prueba de 40 metros que arranca en sentido longitudinal. El jinete debe volcar el caballo hacia el lado del jurado, haciendo que dé una vuelta sobre su pata. Antes de que termine su impulsión, y sin cambiar la línea, debe salir disparado a la otra punta y hacer exactamente lo mismo. Es como La Rayada, sólo que el caballo no debe parar y detenerse”.

6° Prueba: “Vuelta sobre las patas”

“En esta prueba, el caballo debe estar detenido, reunido en su posterior. Al pedido de su jinete, tiene que dar dos vueltas hacia un lado y dos vueltas hacia el otro. Las vueltas deben ser sobre el mismo lugar. En otras palabras, el caballo tiene que impulsarse con sus patas y no con sus manos. No sale ni para adelante ni para atrás; ahí mismo debe dar las vueltas al pedido del jinete, sin negaciones y sin que reniegue del freno. Cuando hay negaciones, se desvirtúa la prueba y tiene castigo”.

7° Prueba: “Montar/desmontar”

“Después de todas estas pruebas violentas, el caballo está ansioso y agitado. El jinete debe tranquilizarlo y pararlo en sus cuatro miembros. Una vez en su posición de descanso, el jinete se baja, deja una rienda en el suelo, se aleja unos pasos, vuelve, estriba, vuelve a montar, toma sus dos riendas en posición y a su orden, el caballo avanza. El animal tiene que estar quieto y sin intenciones de irse, cuando el jinete lo monta y desmonta. Tiene que ver con su educación y docilidad”.

8° Prueba: “El Retroceso”

“En esta última prueba el caballo tiene que retroceder unos 5, 6 trancos hacia atrás sin negación en su boca. Al sólo llamado del jinete, el caballo debe retroceder. Cuanto más acompasado y derecho, mejor se puntúa”.

DISCIPLINA Nº2: “CORRAL DE APARTE”

Se trata de una disciplina que se realiza con hacienda y consta de dos etapas. En un primer momento, el jinete debe ingresar junto a su caballo al corral, en donde lo esperan dos animales vacunos. El caballo debe apartar una de las dos vacas y mantenerla alejada de la otra, sin permitir que se junten en ningún momento. Es una prueba activa en donde se evalúa la agilidad del caballo y su velocidad. El animal debe mantener la impulsión de sus posteriores sin detenerse en ningún momento. Debe llegar rápidamente a la vaca para evitar que se reúna con la otra, cortando su avance y haciéndola volver. El jurado castiga los excesos de ayuda, como el uso desmesurado del rebenque, riendas y espuelas. Cuanto más franco sea el caballo, menos necesitará el jinete recurrir a tales artimañas.

En la segunda etapa de la prueba, entra un solo animal vacuno y el jinete cuenta con dos oportunidades para “apretar” a la vaca y pararla. En caso de que el caballo logre el pedido del jinete, estaría demostrando su instinto vaquero. En tal sentido, el criollo “debe responder” ante la vaca apretándola contra los protectores ubicados a los costados -la “quincha”-. La prueba culmina cuando el caballo logra acorralar a la vaca hacia el interior de la quincha con su cabeza dada vuelta.

DISCIPLINA Nº3: “FRENO DE ORO”

Dicha competición es de origen brasilero y empezó a desarrollarse en nuestro país con muy buena recepción durante los últimos años. Respetando los cánones del reglamento extranjero, se evalúa una conjunción de factores, tales como la morfología y educación de caballo, su adiestramiento y desplazamiento. Entre sus pruebas, se destaca la que se realiza con hacienda, la cual es muy similar a las competencias nacionales “Corral de Aparte” y “Paleteada”. No obstante, es una prueba en donde se valora principalmente la docilidad en el manejo del criollo.

EXPOSICIÓN MORFOLÓGICA

En las muestras morfológicas se evalúan las características fenotípicas del caballo, más toda su conformación estructural -desde su cabeza hasta la posición de su cola-. Según distintas categorías -edad, sexo y pedigree-, se premian a aquellos ejemplares que más se ajustan a los estándares de la raza. Para participar, los animales deben superar previamente una admisión veterinaria, en donde se evalúan sus medidas y particularidades físicas. 

“EXPO NACIONAL DE CABALLOS CRIOLLOS”: TE ESPERAMOS DEL 1 AL 5 DE MARZO EN EL PREDIO DE SRJM (Calle 172 S/N - Barrio Malabrigo - Colonia Caroya).

 

  • Calle Tucumán 255, Jesús María, CP 5220, (X5220BBE)

  • Cel: (03525) 155 06160
    Fijo: (03525) 421241
    (03525) 420416

ENLACES ÚTILES