“En EEUU, están sustituyendo la tradicional manteca de maní por el hummus de garbanzo”

Así lo aseguró Pablo Marziotte, gerente general de Cono Agropecuaria, la empresa cordobesa que lidera las exportaciones de la legumbre. ¿Cómo incide la cultura vegana/vegetariana en la rentabilidad del garbanzo? ¿La Argentina está preparada para competir con un tanque como la India?

En los últimos diez años, la Argentina se viene consolidando como un país oferente de garbanzo. Cultivado en el centro-norte de Córdoba, la legumbre ha sabido ganarse un lugar en el negocio agropecuario a base de su gran demanda a nivel mundial.

A tal punto ha llegado su desempeño en el comercio exterior, que su facturación alcanzada en los últimos seis meses ha sido mayor a la que tuvieron las carnes bovinas enviadas desde la Provincia en todo 2017. De acuerdo a un informe de empresa Market, Research & Technology, entre noviembre de 2017 y abril de este año, un grupo de nueve empresas radicadas en Córdoba embarcó un volumen de 24.092 toneladas por un valor de 25,4 millones de dólares, lo que arroja un promedio mensual de 4,2 millones.

“El garbanzo es un producto que viene tomando cada vez más volumen a nivel de la demanda”, advirtió Pablo Marziotte, gerente general de Cono Agropecuaria, la empresa exportadora que lidera los embarques cordobeses, con 5.400 toneladas exportadas entre noviembre y abril. 

“El mercado del garbanzo va a seguir creciendo dado que sus consumidores son cada vez más. No sólo por el incremento de la población mundial per se -sobre todo en países consumidores de legumbres como los Emiratos Árabes y África-, sino también por la demanda de mercados de alto valor como Reino Unido, España, Portugal o Italia, que vienen incorporando cada vez más legumbres a sus dietas diarias", destacó el también miembro de la Cámara de Legumbres de la República Argentina (CLERA).

LA IRRUPCIÓN DE LA CULTURA VEGANA/VEGETARIANA Y SU IMPACTO EN LA RENTABILIDAD DEL GARBANZO

Según Marziotte, en la actualidad existe gente que está volcándose a la cultura vegana o vegetariana, al incorporar la proteína de la legumbre como alimento básico. “Hay una mayor demanda de parte de un mercado con gran capacidad de compra. Dicho segmento está eligiendo comidas más saludables y con mayor contenido de fibra. En Estados Unidos, por ejemplo, la gente está sustituyendo la tradicional manteca de maní por el hummus de garbanzo, al que, además, le agregan distintos componentes como la chía”, aseguró.

¿ESTÁ PREPARADA LA ARGENTINA PARA COMPETIR CON OTROS PAÍSES PRODUCTORES DE GARBANZO COMO LA INDIA?

Hoy en día, nuestro país es un oferente confiable de garbanzo y el mundo está al tanto de ello. “Lo que nos resta es mejorar nuestra competitividad a partir de las posibilidades que tenemos. Si la India sale en algún momento de la oferta, nosotros deberíamos anticiparnos y entrar antes. Ése es nuestro principal desafío, para poder introducirnos en este mercado y lograr mayor estabilidad de precios a lo largo del tiempo”, expresó el CEO de Cono Agropecuaria.

PRINCIPALES DESAFÍOS

Para Marziotte, no sólo tenemos que incrementar nuestra capacidad de procesamiento, sino también apuntar a la “calidad de ese procesamiento”. “El garbanzo es una legumbre que requiere de un procesamiento bastante más prolijo que una simple chamena. Existen diversos componentes como el calibre, que hay que tener en cuenta. Además de esto, está la parte genética que también es clave. Estamos convencidos de que es importante contar con una buena ley de semillas, que les permita a aquellas personas que invierten en mejoramiento, acceder a un ingreso extra por esa propiedad intelectual”, concluyó.

  • Calle Tucumán 255, Jesús María, CP 5220, (X5220BBE)

  • Cel: (03525) 155 06160
    Fijo: (03525) 421241
    (03525) 420416

ENLACES ÚTILES