Aula Abierta + Interacción con la Naturaleza: los Pilares para una Educación "Vivencial y Lúdica"

La SRJM entrevistó a Mariela Puerta y Emilse Vettori de Fundación “La Huella”. “Gracias a la Rural, tuvimos la oportunidad de capacitar a más de 230 niños de la región”, expresaron. ¿Cuál es su particular metodología de enseñanza?

Hace aproximadamente un año, la SRJM firmó un acta/compromiso con la Fundación Educativa “La Huella” integrada por Mariela Puerta, Emilse Vettori y Anabel Uanino. A partir de este convenio, distintas escuelas primarias de Colonia Caroya, Jesús María y Sinsacate tuvieron la oportunidad de recibir talleres educativos sobre “alimentación saludable” en el establecimiento agroecológico ubicado en Colonia Caroya, “Chacra de Luna”.

Bajo el lema “estamos en donde nos necesitás”, nuestra entidad se encargó de afrontar los costos totales de la iniciativa, la cual continuará a lo largo de todo el 2019. A modo de hacer un balance general de este acercamiento, dialogamos con Mariela Puerta y Emilse Vettori, quienes se refirieron a los orígenes de la Fundación y de la escuela Olga Cossettini.

- Mariela, Emilse, ¿de qué manera se originó el convenio con la SRJM? ¿Cómo se dio esta instancia de vinculación?

- Nuestro primer acercamiento con la Rural fue a través de Luis Picat. A él fue a quien le comentamos sobre nuestro proyecto como fundación y sobre nuestra idea de empezar a dictar talleres educativos sobre alimentación saludable. A la Rural le pareció interesante la propuesta y se comprometió a colaborar con la financiación de los talleres, para que las escuelas de menores recursos de la zona tuvieran la oportunidad de acceder a esta experiencia de manera totalmente gratuita.

- ¿En qué consistieron estos talleres sobre alimentación saludable dictados en 2018?

- Los talleres forman parte del proyecto educativo que tenemos como fundación. Al aprovechar el espacio que nos ofrece “Chacra de Luna”, la idea es que los chicos aprendan desde una experiencia más vivencial y desde su propio contacto con la naturaleza. En el caso concreto de los talleres sobre alimentación saludable, nuestro objetivo fue que los chicos aprendieran sobre los procesos productivos, desde un lugar más lúdico y pedagógico. Es decir, que no sea algo tipo museo, sino que el chico pudiera involucrarse, embarrarse y ensuciarse.

Siguiendo con esa línea de pensamiento, nos pareció fundamental concientizar a los chicos sobre el origen de los alimentos. En otras palabras, que sepan lo que comemos y de dónde viene lo que consumimos. Inculcarles que los alimentos no vienen todos envasados del supermercado, sino que derivan de la naturaleza y de los propios animales. Cuando les hicimos hacer mayonesa, por ejemplo, los chicos se encargaron de juntar los huevos, sacar los limones de los limoneros y cosechar alguna aromática para darle sabor. ¡No podían creer que la mayonesa se hiciera de un modo tan simple y natural! El chico lo vivencia de una forma tal que no se lo olvida más.

- ¿Cuántos chicos se capacitaron durante el año pasado? ¿Cómo se preparan de cara al 2019?

- La Rural nos dio la posibilidad de capacitar a más de 230 niños de diferentes escuelas de la región. El balance es muy positivo porque las mismas maestras quedaron fascinadas con la actividad. Para el 2019, en tanto, la idea es sumar a las escuelas marginales de Córdoba Capital y algunas escuelas rurales del norte de Córdoba. Otra propuesta que hemos charlado con el presidente de SRJM, Luis Magliano, es la de capacitar a las maestras. Es decir, brindarles las herramientas necesarias para que puedan hacer este tipo de trabajos en sus propias escuelas. 

SOBRE LA FUNDACIÓN EDUCATIVA “LA HUELLA” Y LA ESCUELA “OLGA COSSETTINI”

Si bien “La Huella” nació hace seis años, la Fundación tiene personalidad jurídica desde 2015. “Nosotras empezamos a ser parte de esta fundación motivadas por querer una educación diferente para nuestros hijos, basada en la interacción con la naturaleza y el respeto por los animales”, aseveraron Mariela Puerta y Emilse Vettori.

Aunque inicialmente arrancaron con el dictado de talleres orientados a padres y a la primera infancia, el propósito de la Fundación siempre fue fundar un nuevo espacio educativo, que propiciara la enseñanza al aire libre desde un enfoque más vivencial. Siguiendo con esa línea pedagógica, en 2018 nació la escuela “Olga Cossettini”, la cual empezó a funcionar en el mismo predio de “Chacra de Luna”.

“El espacio se abrió el año pasado con nivel inicial y este año incorporaremos primaria. Lo que nosotras hacemos desde la Fundación es administrar la escuela y los diversos proyectos educativos como los que hacemos con la Rural, los cuales son talleres para otras escuelas”, aclaró Vettori.

Cabe destacar que el establecimiento cuenta con el reconocimiento oficial del Ministerio de Educación de la Provincia y tiene el programa curricular que siguen todas las escuelas. “Para que los chicos puedan vivenciar el espacio, nosotros adaptamos los contenidos que nos exige la Provincia aprovechando la huerta y la granja que tenemos en Chacra de Luna”, prosiguió.

Además de trabajar “con el aula abierta” y en pleno contacto con la naturaleza, las maestras de la escuela “Olga Cossettini” -todas con título oficial- apuntan a “desestructurar” haciendo hincapié en valores tales como el compañerismo y la convivencia sana. “A los chicos, por ejemplo, no se les pide que lleven sus carpetas y mochilas. Los materiales quedan en la escuela y son de todos. Lo mismo ocurre con la merienda: es común y se comparte”, manifestó Puerta. 

SOBRE LOS TALLERES “VIVENCIALES”

“Más allá de que la fundación de la escuela fue el propósito que nos unió como padres, siempre quisimos que la línea pedagógica se extendiera a la comunidad en general. Es decir, no quisimos limitarnos a nuestro núcleo de chicos, sino que nos abrimos a la sociedad ofreciendo talleres educativos con la misma metodología”, expresó Puerta.

Además de la capacitación sobre alimentación saludable, “La Huella” imparte otro tipo de talleres en la actualidad. “Este año seguiremos haciendo el taller ´Niño Granjero´, en donde el chico viene e interactúa con los animales. También volveremos a dictar un taller de tintas naturales, en donde los chicos pintan con remolacha, vicia y diferentes materiales que encuentran o cosechan. Es otra forma de llegar al arte”, concluyeron entusiasmadas.

+ INFO SOBRE LA FUNDACIÓN EDUCATIVA “LA HUELLA”: http://www.fundacionlahuella.org.ar/

► INICIO DE CLASES EN LA ESCUELA "OLGA COSSETTINI": FINES DE FEBRERO/COMIENZOS DE MARZO

  • Calle Tucumán 255, Jesús María, CP 5220, (X5220BBE)

  • Cel: (03525) 155 06160
    Fijo: (03525) 421241
    (03525) 420416

ENLACES ÚTILES