EL MAÍZ, MOTOR VITAL PARA LA BIOECONOMÍA

0
50

Pasó la 7° edición de la Convención de Maíz Córdoba, que por primera vez incluyó a la Región Centro. El foco estuvo puesto en la economía circular. 

Organizada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, la Bolsa de Cereales de Córdoba y la Sociedad Rural de Jesús María, y por primera vez con la participación de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, ayer se desarrolló en formato virtual la 7° edición de la Convención de Maíz Córdoba. Los ejes principales fueron la biomasa y la bioeconomía, como herramienta y concepto para encauzar las potencialidades de este cultivo en la Región Centro. 

Bajo el lema “El maíz como centro”, el encuentro se transmitió a partir de las 14:30 en vivo y vía streaming, con una participación que osciló durante las tres horas de duración en las 350 personas conectadas. 

La apertura comenzó con las palabras del presidente de la Sociedad Rural de Jesús María, Luis Magliano, y del intendente de esa ciudad, Luis Picat. Posteriormente, habló el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra; y el cierre fue con un mensaje del gobernador Juan Schiaretti, quien resaltó el hecho de que Córdoba “es la principal productora de maíz del país”, y que en ese marco el cultivo se convirtió en los últimos años “en una economía regional”. 

Panel de Biomasa 

El primer bloque fue el denominado Panel de Biomasa: aprovechamiento y potencialidades. Con la moderación del ministro de Servicios Públicos de Córdoba, Fabián López, la mesa contó con la participación de los ministros del Gabinete Productivo Provincial: Sergio Bussode Agricultura y Ganadería; Eduardo Accastello, de Industria, Comercio y Minería; y Pablo De Chiara, de Ciencia y Tecnología. Por Santa Fe, llegó a Córdoba Daniel Costamagna, titular de la cartera de Producción santafesina; y finalmente su par de Entre Ríos, Juan José Bahillo.  

Los temas principales estuvieron centrados en la importancia de generar las herramientas necesarias para aprovechar lo que el maíz como cultivo puede dar en valor agregado. El maíz es sinónimo de evolución y esta convención evolucionó a base de la articulación público-privada”, dijo Sergio Busso. Por otra parte, las normativas provinciales y nacionales ocuparon la escena: “La ley de biocombustibles de Córdoba es virtuosa por donde se la mire. Permitirá mejorar la competitividad, pero también el impacto ambiental”, finalizó el  ministro. Su par cordobés de Industria; Comercio y Minería, Eduardo Accastello, completó: “Necesitamos una nueva ley nacional de biocombustibles. No podemos esperar cuatro años más”. Y Pablo De Chiara puso énfasis en la posibilidad “de exportar conocimiento, y Córdoba tiene la capacidad de hacerlo. Hoy, en la agenda de la región, el maíz está en su ADN”. 

Los visitantes Costamagna y Bahillo, hicieron foco en el maíz como un cultivo que tiene el potencial para generar mayor inclusión, y el desafío de lograr que desde puerto las materias primas salgan en forma de agroalimentos. 

El modelo de Las Chilcas 

Uno de los datos destacados de esta edición de la Convención, será el bloque destinado a mostrar uno de los principales ejemplos de la bioeconomía y la economía circular en Córdoba: Las Chilcas. Este establecimiento agropecuario ubicado al norte de la Provincia de Córdoba, entre las localidades de Rayo Cortado y Villa de María de Rio Seco, desde hace más de 30 años se dedica a la cría y engorde de ganado y a la producción agrícola, aplicando tecnología e innovación y de manera sustentable. 

A través de una serie de videos narrados por los responsables de esas unidades de negocio, se mostraron los procesos de trabajo en cada uno de los eslabones: cultivo, producción porcina, producción bovina, generación de energía a través de biodigestor y producción de biocombustible. El secretario de Agricultura, Marcos Blanda, junto a Mario Aguilar Benítez, uno de los propietarios del establecimiento, fueron los encargados de presentar cada una de las “postas”. 

Bloque de Provincias. “La transformación regional” 

El tercer bloque, de corte más técnico, tuvo como objetivo poner foco en las potencialidades de cada provincia, vinculadas al maíz, pero con otro tipo de producciones. El cronograma que se desarrolló fue el siguiente: 

Santa Fe: El maíz y la lechería. A cargo director de Lechería de la Provincia de Santa Fe, Abel Zenklusen. 

Entre Ríos: El maíz y la producción aviar. A cargo de Horacio Alvarenque, director general de Producción Animal de la Provincia de Entre Ríos 

Córdoba: El maíz y la producción porcina. A cargo de la secretaria de Ganadería de la provincia de Córdoba, Catalina Boetto. 

La moderación la realizó Silvina Fiant, subdirectora del Departamento de Información Agronómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba. 

Documento final 

El objetivo principal de la Convención es continuar potenciando las virtudes del cultivo, importante en materia de rotación, producción, industrialización, agregado de valor, generación de energía y transformación de proteínas vegetales en animales, entre otros aspectos. 

Es por eso que una vez finalizada, y a diferencia de los años anteriores, en lugar de desarrollar un documento de conclusión, el secretario de Agricultura de Córdoba, Marcos Blanda, y el director regional de INTA Córdoba, Juan Cruz Molina, dejaron planteado el desafío de desarrollar, para principios del año que viene, la visión sobre el maíz hacia el año 2023, cuando se cumplirán 10 años de la Convención. 

El cierre del encuentro virtual estuvo a cargo del presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Juan Carlos Martínez; de Alberto Morelli, presidente de MAIZAR; y del secretario de Agricultura, Ganadería y pesca de la Nación, Julián Echazarreta. 

“El maíz, su potencia transformadora, las capacidades productivas de Córdoba, las posibilidades y su aprovechamiento es lo que nos llevamos hoy. Lo que pensamos hace 7 años como visión a 2020 prácticamente se ha cumplido: más maíz, normativas acordes, buenas prácticas. Como Bolsa de Cereales, tomamos la posta para encabezar el año que viene la organización de la octava convención”, cerró Juan Carlos Martínez.  

Nueva ley y adhesión de la Legislatura Unicameral 

Sobre el cierre de la Convención, llegó la noticia de que la Legislatura Unicameral sancionó la ley de Promoción y Desarrollo para la Producción y Consumo de Biocombustibles y Bioenergía. Una herramienta legal que tiene como objetivo incentivar el uso y consumo interno en la provincia de Córdoba de biocomustibles. 

Por otra parte, a través de un proyecto que fue presentado por la legisladora Doris Mansilla, el cuerpo legislativo declaró su adhesión a la 7° edición de la Convención de Maíz Córdoba.