LA SRJM DESPIDE A EDUARDO PÉREZ, TITULAR DE CONSIGNACIONES CÓRDOBA

0
852

En el día de ayer, recibimos una noticia, que aún nos cuesta digerir. El martillero y titular de Consignaciones Córdoba, Eduardo Pérez, falleció a los 68 años, causando un profundo pesar en el sector ganadero. «Feriero» de cuna y gran conocedor del negocio de las carnes, el «Gallego» empezó rematando en la antigua firma Caramelino allá por el año 1986.  

En 1992, siguió comercializando hacienda de forma particular hasta que en 1996 fundó la empresa Consignaciones Córdoba junto a un par de socios. En 2011 Eduardo decidió comprarle sus acciones, para relanzar la firma con el acompañamiento de su familia. Poco tiempo después, trajo sus tradicionales remates a SRJM hasta posicionarla como mercado de referencia del centro y norte del país. 

Con un ingreso mensual de 5.000 cabezas, nuestra feria ganadera es lo que es gracias al aporte de este hombre, quien llegó a comercializar en Jesús María lotes del sur de Córdoba y otras provincias, como La Rioja, Catamarca y San Luis.

“Eduardo fue una persona muy trabajadora, un muy buen amigo, honesto, humilde y un excelente martillo (…) Te aconsejaba como un padre”, lo recordó José Romanutti, mano derecha de la familia Pérez. «Hace varios años que estoy en Consignaciones Córdoba. Me encargo de todo lo que es el apartado de animales, para los remates de todos los lunes y las subastas de reproductores que se hacen en distintos puntos del país”, puntualizó a SRJM. 

LA EMOTIVA DESPEDIDA DE CONSIGNACIONES CÓRDOBA EN LA REDES SOCIALES 

“Ayer, 9 de febrero, quedamos paralizados ante tu partida. Sentimos que perdimos la protección de tu presencia y nos invade la tristeza y como siempre la bronca de los porqués. Martillero nato, conocedor del negocio ganadero como pocos, fundador de tu empresa, hábil, emprendedor, pero sobre todo una persona de bien, atento, detallista, metódico, con ese empuje contagioso y tan admirable. No hubo una persona de todas las que acompañaron a tu familia que no nos hayan dicho cómo les diste una mano. Orgullosos de vos. ¿Sabés cuál fue tu magia? El creer en cada uno y hacernos parte de tu equipo, a cada uno nos hiciste sentir especial, poderoso, invencible, nos potenciaste y eso solamente lo hacen personas como vos, que quiere que su gente brille. Te vamos a extrañar toda la vida, Gran Maestro. Sólo te pedimos que, estés donde estés, tu magia siga, porque la vamos a necesitar para seguir. Q.E.P.D. Eduardo Mario Pérez”.