LOS ROMÁNTICOS ANUNCIOS DE LOS COLECCIONISTAS DE FRACASOS

0
293

El nuevo anuncio, de los jamás efectivos y siempre románticos «precios (des)cuidados», viene a ratificar la distancia y el desconocimiento que siguen teniendo los funcionarios de gobierno con la realidad que viven los ciudadanos de todo el país, particularmente en el interior y, puntualmente, de quienes menos posibilidades tienen.

Estamos en presencia de un nuevo acuerdo millonario en ganancias para grupos concentrados, esos mismos que el gobierno dice combatir. Pero también revela la tenaz tarea de no asumirse como parte en la formación de precios, un proceso en el que interviene la emisión monetaria, la corrupción y el tamaño de uno de los estados más deficitarios del planeta. 

El único problema que tiene la carne argentina es que está rodeada de funcionarios que sólo saben dibujar mensajes y lejos están de comprar un kilo de carne en el barrio, menos aún de entender un proceso productivo de años para lograr un ternero.

No existe en la historia argentina un solo caso de intervención o subsidio a sectores productivos que no haya terminado en corrupción. Desmanejos millonarios, alejados de los problemas que dicen resolver, pero garantizando impunidad para estafadores del erario público y puestos en áreas de gobierno para tropa propia de manera infinita. 

Señores funcionarios y recientes ex funcionarios de los mismos organismos, ansiosos del intervencionismo, mecenas de la emisión monetaria, hacedores de impuestos, amantes de ocupar sillas y repetir recetas que fracasan: ¿van a seguir apagando el incendio en la casa del vecino, cuando el fuego está dentro de sus propias paredes?